La Cuba que conocí y viví.

Viajar a un país para conocer y visitar nuevos lugares esta muy bien, pero viajar y vivir como un paisano durante 1 mes es de las mejores cosas que he podido hacer en la vida. Escogí Cuba para hacer el voluntariado, siempre me había atraído por su gente, su cultura, su fama de sonrientes y su música, y no me equivoqué, fue mejor de lo que esperaba. Viví en San Felipe, un pueblo muy pequeño de la provincia de Mayabeque, muy humilde, dedicado a la agricultura, con mucha tierra rojiza y una gente maravillosa. No había agua corriente en el pueblo por una avería, lo cual dificultaba la situación. Nos acogieron con los brazos abiertos, algunos no habían hablado en su vida con nadie que no fuera cubano. Brillan por su hospitalidad, cariño y entrega, tanto es así, que resulta abrumador. Nos brindaron la oportunidad de estar por el pueblo como si fuera nuestro desde el primer momento. Compartí esta experiencia con un grupo maravilloso quienes nos acompañábamos, pasamos sed (mucha sed), calor (mucho calor), bailes, risas y paseos. Pude fotografiar muchas situaciones, personas y lugares pero otras preferí que se quedaran en mi retina y poder disfrutarlas en primera persona y no a través de mi objetivo. Disfrute como la niña que llevo dentro, salté en charcos, canté bajo la lluvia, grité con los truenos y baile como si nadie me viera. Repetiré seguro.



Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Guayar (martes, 13 octubre 2015 21:22)

    Me alegro que fuera una experiencia inolvidable.bss

  • #2

    William (martes, 13 octubre 2015 21:43)

    Qué bonito Esther me haz emocionado, es seña que es muy auténtico tu trabajo, vas a llegar muy lejos abrazos

  • #3

    Amelia (martes, 13 octubre 2015 22:20)

    Así es mi Cuba, tal cual la describe..
    Gracias por compartirlo.

  • #4

    Meli (miércoles, 14 octubre 2015 00:12)

    Me encanta lo que cuentas y cómo lo cuentas. MUAK