Soy Esther Torres, fotógrafa de bebés y niños en las Islas Canarias. Paso mi día a día rodeada de locos bajitos. Adoro su naturalidad, espontaneidad e inocencia, y que mejor manera de hacerlo que con la luz natural y jugando.

 

Son mis ojos los que fotografían, y en mi memoria queda

esa imagen permanentemente. Para mí la fotografía tiene que transmitir aquello que he sentido al disparar, si no, no tiene sentido alguno. Me siento como una niña detrás de mi cámara.

 

Capturar momentos, expresiones y sentimientos es

mi objetivo, partiendo siempre de la naturalidad, la comodidad

y el placer.

Esther.