Fotografía del parto y postparto en Las Palmas

Qué esperar mientras esperas

Un parto es algo totalmente imprevisible, nunca sabes cuándo va a ocurrir  y cómo va a ser. Cada situación y experiencia es totalmente diferente, y esta dio para mucho.

 

Fue un parto largo, muchas horas en paritorio donde el cariño y la alegría fueron protagonistas, tanto por la familia como por todos los profesionales que por allí les tocó pasar. Una madre fuerte, valiente y con un humor envidiable a pesar del cansancio, acompañada por un padre feliz y paciente al pie del cañón.

 

La cesárea finalizó la espera. En esta ocasión no fue posible que entrara al quirófano por precaución  médica. Aún así no se hizo larga la espera para conocer a la protagonista de esta historia. Pocos minutos después de nacer pude fotografiar a esta muñeca de ojos y melena negra. Siempre observada por un padre emocionado y nervioso, que esperó expectante el encuentro madre e hija. Este momento fue tan especial, que al recordarlo se me ponen los pelos de punta.

 

Esta es una de esas historias cargadas de anécdotas y casualidades, que de una manera un otra han hecho que esta familia haya pasado a formar parte de mi vida de forma especial. Muchas gracias por tratarme con tanto amor y cariño, respetar mi profesión y valorarla tanto.    

Escribir comentario

Comentarios: 0